Art History

Download E-books La edad de la nada: El mundo después de la muerte de Dios PDF

Posted On October 20, 2016 at 8:15 pm by / Comments Off on Download E-books La edad de la nada: El mundo después de la muerte de Dios PDF

By Peter Watson

Peter Watson, autor de dos grandes obras como son principles y Una historia intelectual del siglo XX, completa ahora este landscape con una nueva e importante dimensión: un análisis de cómo ha evolucionado el mundo de las creencias y los valores desde que en 1882 Nietzsche proclamó los angeles “muerte de Dios”. Basándose en su extraordinario conocimiento del pensamiento, los angeles literatura y el arte, Watson nos conduce en un fascinante recorrido por ciento treinta años de historia intelectual, en el que no sólo explora los angeles aportación person de artistas, científicos, filósofos y pensadores, sino que explora fenómenos colectivos como el auge del ocultismo en vísperas de los angeles primera guerra mundial, el “ateísmo científico” en l. a. Rusia soviética, las “religiones de los angeles sangre” de l. a. Alemania nazi, l. a. difusión de los angeles psicodelia en los años sesenta o l. a. violencia religiosa de nuestros días. Quienes se apasionaron con Una historia intelectual del siglo XX volverán a encontrar aquí al mejor Watson.

Show description

Read or Download La edad de la nada: El mundo después de la muerte de Dios PDF

Best Art History books

Conceptual Art: A Critical Anthology

In comparison to different avant-garde pursuits that emerged within the Sixties, conceptual paintings has obtained rather little critical consciousness by way of artwork historians and critics of the earlier twenty-five years -- partly end result of the tough, highbrow nature of the paintings. This loss of consciousness is especially awesome given the large impact of conceptual paintings at the paintings of the final fifteen years, on severe dialogue surrounding postmodernism, and at the use of thought by way of artists, curators, critics, and historians.

The Everyday (Whitechapel: Documents of Contemporary Art)

Quite a few overseas exhibitions and biennials have borne witness to the variety of latest artwork engaged with the typical and its antecedents within the paintings of Surrealists, Situationists, the Fluxus staff, and conceptual and feminist artists of the Nineteen Sixties and Nineteen Seventies. This artwork indicates a reputation of normal dignity or the by accident superb, an engagement with a brand new form of anthropology, an immersion within the pleasures of pop culture, or a meditation on what occurs whilst not anything occurs.

The Dream of the Moving Statue

We are living one of the photos we have now made, and people pictures have an uncanny lifestyles. They seduce, problem, capture, rework, or even kill us; they converse and stay silent. Kenneth Gross's The Dream of the relocating Statue bargains a far-ranging and probing exploration of the way writers, artists, and filmmakers have imagined the ability and lifetime of statues, actual and metaphoric, taking over examples from antiquity to modernity, from Ovid, Michelangelo, and Shakespeare to Freud, Rilke, and Charlie Chaplin.

Roman Sculpture (Yale Publications in the History of Art)

Roman sculpture used to be a vital part of Roman lifestyles, and the Romans positioned statues and reliefs of their flowers, basilicas, temples and public baths in addition to of their homes, villas, gardens and tombs.

Additional info for La edad de la nada: El mundo después de la muerte de Dios

Show sample text content

32 Como es obvio, todo esto afectó a l. a. proposal que Nietzsche se hacía de los angeles salvación. los angeles salvación, mantiene, no puede aplicarse a ningún excellent que se encuentre �más allá» del aquí y ahora. �Dios se convierte en los angeles fórmula de todas las calumnias relacionadas con el “aquí y ahora”, en el pretexto de todas las mentiras vinculadas con el “más allá”. » Es más, Nietzsche llegará incluso a proponer que se sustituya los angeles �metafísica» y l. a. �religión» por lo que él denomina l. a. �doctrina del eterno retorno». Con esta proposal, Nietzsche sostenía que los angeles salvación no podía ser sino decididamente terrenal, una experiencia �cosida al tejido de fuerzas que constituyen el cañamazo de los angeles vida». los angeles doctrina del eterno retorno afirma que se ha de vivir l. a. vida de una forma que posibilite el deseo de volver a vivirla de nuevo. �Toda dicha aspira a los angeles eternidad», cube Nietzsche, y ése es justamente el criterio que nos permitirá decidir qué instantes de los angeles vida valen l. a. pena ser vividos y cuáles no. �La vida buena es aquella que consigue existir para el instante, sin referencia al pasado ni al futuro, sin condena ni selección, en un estado de absoluta ligereza, y con l. a. cabal convicción de que no hay por tanto diferencia alguna entre el instante y los angeles eternidad. » Hemos de realizar una �afirmación dionisíaca», �mantener una relación dionisíaca con l. a. existencia», �elegir no experimentar sino aquellos instantes que merezca los angeles pena vivir una y otra vez, en sucesión infinita». Así es como conseguiremos salvarnos —salvarnos del miedo. En el nuevo mundo nietzscheano, en el que no hay ningún �más allá» ni ninguna �existencia ultraterrena», l. a. vida no tiene más propósito que el de ser vivida a lo grande, sirviéndonos de l. a. voluntad de poder para lograr una experiencia de tal intensidad que surja en nosotros el deseo de que esos trepidantes momentos se perpetúen. Todos estos planteamientos resultaban tan embriagadores como peligrosos —y esto sin contar con que una buena parte de l. a. potencia nietzscheana se pierde con l. a. traducción, dado que Nietzsche period un soberbio artista de los angeles lengua alemana—. Esa expresividad y ese estilo explican en cierto modo por qué el mundo decidió hacer suyo el aforismo de que Dios había muerto con tanta rapidez y sinceridad, llegando a apropiárselo incluso con entusiasmo. Pero los angeles cuestión no se reducía a eso. APOSTAR POR l. a. DUDA PARA TRATAR DE CONSEGUIR UN MUNDO MEJOR A. N. Wilson cube que l. a. duda fue �la enfermedad victoriana», y Jennifer Michael Hecht mantiene, en su historia de los angeles duda, que el período comprendido entre los años 1800 y 1900 es �seguramente, de toda los angeles historia de l. a. humanidad, el lapso de tiempo en el que mejor documentada se halla los angeles generalización de l. a. incertidumbre». Fue, cube nuestra autora, un siglo en el que �se apostó por los angeles duda para tratar de conseguir un mundo mejor». �Los más cultos defensores de l. a. duda tuvieron los angeles sensación de que había llegado el momento de dejar de dudar de l. a. religión: había sonado l. a. hora de empezar a edificar algo en lo que se pudiera creer de verdad, un mundo feliz.

Rated 4.47 of 5 – based on 10 votes