Art

Download E-books El enigma de la luz: Un viaje en el arte PDF

Posted On October 23, 2016 at 2:14 pm by / Comments Off on Download E-books El enigma de la luz: Un viaje en el arte PDF

By Cees Nooteboom

Cees Nooteboom recorre algunos museos buscando capturar en las obras de los grandes pintores aquello que alimenta nuestra alma con formas y colores: los angeles belleza. En este libro el lector tiene el privilegio de intuir, gracias al diálogo permanente que nuestro especial guía mantiene consigo mismo, el enigma que subyace en toda obra artística. Nooteboom no es un historiador del arte ni pretende serlo. Él se deja llevar por l. a. imaginación, no ofrece respuestas sino que plantea interrogantes. A través de los ojos del artista-escritor contemplamos, entre otras, las imágenes alegóricas medievales, los estudios de los angeles naturaleza de Leonardo da Vinci, los autorretratos de Aert de Gelder o de Rembrandt, los interiores de Vermeer, los paisajes de Bruegel, los rostros sin ojos de De Chirico, los angeles pasión por l. a. masa geométrica de Piero della Francesca o las soledades de Hopper. Y finalmente, sin apenas darnos cuenta, empezamos a ver los cuadros como si fueran personas.

Show description

Read or Download El enigma de la luz: Un viaje en el arte PDF

Best Art books

Resisting Abstraction: Robert Delaunay and Vision in the Face of Modernism

Robert Delaunay used to be one of many prime artists operating in Paris within the early a long time of the 20 th century, and his work were prominent ever in view that as one of the earliest merely summary works. With Resisting Abstraction, the 1st English-language examine of Delaunay in additional than thirty years, Gordon Hughes mounts a robust argument that Delaunay was once not just one of many earliest artists to take on abstraction, however the simply artist to offer his abstraction as a reaction to new medical theories of imaginative and prescient.

Dialectical Passions: Negation in Postwar Art Theory (Columbia Themes in Philosophy, Social Criticism, and the Arts)

Representing a brand new new release of theorists reaffirming the unconventional dimensions of paintings, Gail Day launches a daring critique of past due twentieth-century paintings thought and its usually reductive research of cultural items. Exploring center debates in discourses on paintings, from the hot Left to theories of "critical postmodernism" and past, Day counters the assumption that contemporary traits in paintings fail to be correctly severe.

Dialogues With Marcel Duchamp

”Marcel Duchamp, one in every of this century’s pioneer artists, moved his paintings in the course of the retinal limitations which were confirmed with impressionism into t box with impressionism into t box the place language, inspiration and imaginative and prescient act upon each other, There it replaced shape via a posh interaction of latest psychological and actual fabrics, heralding a few of the technical, psychological and visible info to be present in more moderen artwork.

Make Comics Like the Pros: The Inside Scoop on How to Write, Draw, and Sell Your Comic Books and Graphic Novels

A step by step advisor to all elements of comedian e-book creation--from conceptualization to early drafts to advertising and marketing and promotion--written via of the industry's so much pro and winning execs. observe the secrets and techniques of Your favourite comedian booklet CreatorsDo you must holiday into the comics undefined? there are various artistic roles available—writer, penciller, inker, colorist, letterer, editor, and extra.

Additional resources for El enigma de la luz: Un viaje en el arte

Show sample text content

Para mí eso no le resta fuerza a los angeles paradoja ni al misterio del cuadro. El paisaje genuine que se despliega ante mi vista se confunde con los paisajes de las obras del artista. Son las mismas colinas, los angeles misma nieve. Todo lo demás no quiero verlo. Pieter Bruegel (1525-1569) Cazadores en l. a. nieve, 1565 Circulo por pequeñas carreteras comarcales, por entre bosques diáfanos, como ilustraciones. En Sint-Anna-Pede reconozco l. a. pequeña iglesia del cuadro de los ciegos. Se asienta silenciosa y solitaria sobre un pequeño promontorio. Me encamino hacia ella abriéndome paso a través de los angeles nieve. En el inside de l. a. iglesia el frío es intenso. Los finados de este año tienen nombres que pertenecen a mi idioma: Peeters, Raspoet, Schoovaarts, Van Eeckhout. En cuanto sale uno de Bruselas le envuelve de nuevo los angeles variedad brabantina del neerlandés, los angeles lengua que siempre se ha hablado en esas comarcas y que sigue escuchándose también en Bruselas pese a todos los esfuerzos por expulsarla de allí. En el centro de los angeles iglesia está enterrado un noble, de nombre Gillis. l. a. criptografía tallada no me permite distinguir el resto de sus nombres; en su escudo figura un cuerno de caza por triplicado. El noble caballero se extrañaría tal vez de que los angeles taberna del pueblo lleve el nombre de Bruegel, aunque sí reconocería los angeles cerveza que se bebe en el lugar, pues estamos en los angeles región de los angeles Gueuze, l. a. Kriek y los angeles Kriekenlambic, las cervezas de alambique maduradas con cerezas. «La Gueuze es los angeles cerveza que ya ha sido bebida una vez», declaró Baudelaire, poco amigo de Bélgica. No obstante, quien haya visto bailar a los campesinos de los cuadros de Bruegel sabe que l. a. alegría y exaltación casi frenética de estas gentes tienen que ver con esa cerveza medieval, con un tono cobrizo o de cereza, elaborada desde hace siglos con cebada y trigo. Algunas pequeñas cervecerías artesanales conservan todavía l. a. cerveza en grandes botellas taponadas con corcho: tal vez l. a. misma que en las bodas campesinas brota de las grandes jarras de piedra como una corriente dorada, un río que arranca de los angeles Edad Media y fluye directamente hacia nosotros. Circulando por esos parajes –que pese a todas las agresiones del último siglo conservan todavía algo de los angeles magia de los cuadros de Bruegel, de sus inviernos silenciosos y de sus veranos exuberantes y ubérrimos– los angeles pregunta se torna inevitable: ¿quién fue el pintor? Los últimos días he podido contemplar, tanto en los angeles realidad como en los libros, en Amberes y en Bruselas, numerosos aguafuertes y pinturas del artista: desde las escenas de pesadilla de Greta l. a. Loca hasta los angeles naturaleza impasible ante l. a. tragedia de Ícaro; desde el paisaje dibujado a plumilla con infinita delicadeza en que el protagonista de los angeles escena, san Jerónimo, aparece como una presencia casi azarosa, hasta los apicultores surrealistas con sus rostros sin rostro, una prefiguración de aquellos conos sin ojos ni boca de De Chirico. En l. a. biblioteca de Berlín he tenido l. a. ocasión de hojear los angeles primera edición del Schilders Boeck de Carel van Mander, que contiene una de las escasas referencias a los angeles vida de Pieter Bruegel (en un neerlandés del siglo XVII escrito con letra gótica de difícil lectura), un libro que sigue siendo fuente de consulta a causa de los numerosos interrogantes que suscita l. a. vida del artista y que empiezan por su lugar de nacimiento.

Rated 4.71 of 5 – based on 20 votes