Fantasy

Download E-books Arcta, el Gigante de la montaña (Buscafieras, Libro 3) PDF

Posted On December 20, 2016 at 8:30 pm by / Comments Off on Download E-books Arcta, el Gigante de la montaña (Buscafieras, Libro 3) PDF

By Adam Blade

El verdadero Buscafieras deberá liberar a las Fieras mágicas de Avantia, sometidas a un hechizo maléfico. Tom, armado con un escudo y una espada regalo del brujo Aduro, emprende el viaje para encararse con Arcta, el Gigante de l. a. montaña... ¿Lo conseguirá?

Show description

Read Online or Download Arcta, el Gigante de la montaña (Buscafieras, Libro 3) PDF

Best Fantasy books

Enchanted Glass

Whatever is rotten within the village of MelstoneAidan Cain has had the worst week of his lifestyles. Creepy, sinister beings wish him useless. what is a boy to do? With chance nipping at his heels, Aidan flees to Melstone, a village teeming with magic of its personal. There he's taken in by way of Andrew desire, the recent grasp of Melstone condominium, who has a few supernatural problems too.

Wildwood Chronicles Complete Box Set: Wildwood, Under Wildwood, Wildwood Imperium

Adventure the epic global of Colin Meloy and Carson Ellis’s hugely acclaimed manhattan instances bestselling sequence, during this paperback field set containing Wildwood, lower than Wildwood, and Wildwood Imperium. With a beautiful package deal and over 80 illustrations—including maps and full-color plates—in each one publication, this beautiful field set is the suitable present for Wildwood enthusiasts and fans of epic fable.

Shadow of the Hawk (Wereworld)

The epic saga maintains within the 3rd installment of this exciting sequence! Drew Ferran, Lyssia's final ultimate Wolf and the rightful inheritor to the kingdom's throne, is held prisoner by means of an evil Lizardlord. yet rebellion's continuously available while Drew's round, and with assistance from his cohorts, he overthrows the slavers and embarks on a quest to discover the long-lost tribe of Hawklords to allow them to subscribe to his struggle opposed to the evil Catlords.

The Hammer

A brand new stand-alone novel from the acclaimed writer of the corporate and The Folding Knife. Gignomai is the youngest brother within the present new release of met'Oc, a once-noble kin exiled on an island for his or her function in a vaguely remembered civil battle. in this island, a colony was once based seventy years in the past.

Extra resources for Arcta, el Gigante de la montaña (Buscafieras, Libro 3)

Show sample text content

Una parte parecía estar bloqueada por una avalancha. El chico tocó el mapa, y se levantó una nubecilla de polvo. Tendrían que dar un rodeo para llegar hasta allí. Tom nunca había subido una montaña. �Sería tan empinada y peligrosa como parecía? —Será mejor que pasemos l. a. noche por aquí cerca —dijo—. Mañana vamos a necesitar toda nuestra energía para llegar a los angeles cima de los angeles montaña. Continuaron subiendo los angeles colina. Cuando llegaron arriba del todo, se pararon de golpe. Las montañas se extendían hasta donde llegaba los angeles vista. Los pliegues y los barrancos estaban cubiertos de sombras negras, mientras que las cimas resplandecían bajo el sol de l. a. tarde. Los altos picos se recortaban contra el cielo azul como si fueran dientes afilados. —Es impresionante —dijo Elena. Tom asintió. Ya había visto muchas cosas durante sus misiones, pero nunca un paisaje tan alucinante como ése. Un grupo de hombres andrajosos bajaba por el camino hacia ellos. Tom puso l. a. mano en los angeles espada. Mientras se acercaban, uno de los hombres saludó con l. a. mano. Llevaba un niño en los hombros. Cuando el grupo llegó a donde estaban Tom y Elena, los chicos vieron que eran mercaderes. Pero estaban sucios y cansados, y el niño parecía estar herido: tenía l. a. cabeza vendada y en los angeles venda había manchas de sangre. —¿Nos podéis ayudar? —preguntó el hombre que llevaba al niño—. �Tenéis agua? Hemos perdido todo lo que teníamos. Inmediatamente, Tom le pasó su cantimplora. —¿Qué ha pasado? —Íbamos en una caravana que llevaba provisiones al pueblo —dijo el hombre mientras ponía al niño en el suelo y le daba agua—. Hubo una avalancha, pero tuvimos los angeles suerte de salir con vida. —¿Qué provocó l. a. avalancha? —preguntó Elena. —No lo sabemos. Las montañas suelen ser muy estables, pero hacía un tiempo muy raro y... —El gigante... —dijo el niño herido—. Había un gigante... Tom y Elena intercambiaron miradas. —No hagáis caso a Jack —repuso uno de los hombres—. Se ha dado un buen golpe en l. a. cabeza. El primer hombre sonrió. —Espero que no vayáis a las montañas —dijo con una mirada sombría —Me temo que sí —contestó Tom. —Las montañas son muy peligrosas, incluso en las mejores condiciones —les advirtió preocupado—. l. a. carretera critical está bloqueada y hace muy mal tiempo. Yo que vosotros daría los angeles vuelta. Eso es lo que estamos haciendo nosotros. —No nos queda más remedio que seguir —afirmó Tom valientemente. —Muy bien, si vais a ir, toma esto. —El mercader le dio a Tom una cuerda no muy larga—. No es mucho, pero quiero dártelo a cambio de tu generosidad. Te puede venir bien. —Gracias —dijo Tom. Dieron a los mercaderes un poco más de agua y toda l. a. comida que pudieron, y luego se despidieron. —Tened cuidado con el gigante —dijo el niño mientras los mercaderes seguían su camino hacia el sur. Tom, Elena, Tormenta y Plata reanudaron su camino hacia el norte. Pronto, el cielo se puso muy oscuro. Empezó a lloviznar, y el suelo se llenó de barro. —Tenemos que darnos prisa en montar el campamento —dijo Elena—. Nos vamos a empapar. Tom miró hacia l. a. siguiente colina y vio un saliente que los protegería durante los angeles noche.

Rated 4.98 of 5 – based on 50 votes